Gestión empresarial de retención de talentos

Tuve una consulta de una persona que quiere dejar su actual empleo en un comercio de bronceado con camas solares para poner su propio negocio en el mismo rubro.

Esto es algo que ocurre bastante seguido en los negocios basados en servicios.

Estos servicios pueden ser brindados por personas de diferentes oficios como peluquería, herrería, masajes, pintura, colocación y plastificado de pisos, jardinería, mantenimiento domiciliario o también profesionales universitarios como psicólogos, odontólogos y kinesiólogos entre otros.

El pensamiento es muchas veces “yo paso muchas horas atendiendo o brindando el servicio y el dueño, que no hace nada y ni conoce a los clientes, se lleva todo el dinero”.

ATENCIÓN que no es tan simple… ni es tan así como lo ve el empleado.

Vayamos por partes, no es que no se pueda hacer, sólo que no hay que subestimar la complejidad de la gestión empresarial ni de la creación de una nueva empresa.

Quizá parezca que el dueño del negocio no hace nada porque no está todo el día en el local pero tal vez él trabaja todo el día ocupándose de estrategia, marketing, legales, fiscales, investigación y desarrollo, financiación, alianzas y otros temas que no se ven pero que hacen al funcionamiento del negocio.

Es difícil ver los cimientos de una casa, pero no por eso dejan de ser fundamentales, sin ellos cualquier construcción es como un castillo de naipes que se puede desmoronar en cualquier momento ante el más mínimo inconveniente.

Ahí justamente radica la dificultad de emprender un negocio propio que sea algo más que un autoempleo.

Porque cortar el cabello a domicilio no nos hace dueños de una peluquería, solamente confirma que somos peluqueros.

*REPORTE GRATUITO: Mis mejores técnicas para comunicación por email*

Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Es función del empresario difundir, sin revelar los detalles que hacen a nuestro secreto empresarial, las actividades que el realiza para mantener la empresa funcionando.

De esta forma demuestra que él trabaja a la par, que es el gran protagonista y responsable del crecimiento de la empresa.

Así los empleados no estarán pensando que están con un pie afuera sino que trabajarán con el objetivo de hacer crecer la empresa porque se sentirán parte de ella.

Claro está que el empresario debe saber dar el incentivo que le haga sentir a los empleados que si la empresa está mejor ellos están mejor porque de lo contrario se genera un rencor que no es bueno para el ambiente laboral.

Me gustaría que además de poner en práctica estos consejos me dejes tus preguntas y comentarios en el formulario que aparece abajo o presionando en “Añadir un comentario”. Yo te responderé personalmente.

Gracias…

Santiago Botas – Consultor de gestión empresarial
Reporte gratuito: Mis mejores técnicas para comunicación por email

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: